Patatas fritas de pato espolvoreadas con pimiento de espelette, sal de romero y tomillo morado

2 comensales
Dificultad Fácil
15 minutos
Ingredientes
Patatas
Romero
Sal
Grasa de pato
Aceite de oliva virgen extra
Pimiento de Espelette
Hojas de tomillo
Mayonesa Maille al toque de mostaza Dijon
Elaboración

Pelamos las patatas.

Picamos finamente el romero, lo metemos en un mortero y lo molemos junto con sal.

Cortamos las patatas en forma de bastón.

Lavamos las patatas con agua fría hasta que estén bien limpias. 

En una olla grande de agua hervimos las patatas durante 4 minutos.

Las secamos bien y las dejamos enfriar sobre papel de cocina o paño de cocina (sale vapor y las patatas se secan)

En una sartén profunda derretimos la grasa de pato y calentamos hasta conseguir una temperatura óptima.

Tendremos una bandeja con papel de cocina lista para las patatas fritas y tendremos una espumadera también lista.

Freímos por tandas las patatas fritas en el aceite durante 4 minutos, revolviendo de vez en cuando.

Las vamos sacando con la espumadera hasta que drene todo el aceite sobrante.

En el momento de servir ponemos todas las patatas fritas en la sartén con la grasa caliente de pato y cocinamos hasta que estén doradas y crujientes.

Sacamos rápidamente y las echamos en la bandeja con papel secante. Espolvoreamos con pimiento de espelette para posteriormente mezclarlo.

Terminamos con sal de romero y hojas de tomillo mientras las patatas todavía están calientes.

Para comer, untamos las patatas en mayonesa Maille al toque de mostaza Dijon mientras aún están calientes y crujientes.

VOLVER

Puede que también te interesen